lunes, 26 de octubre de 2009

LOVE: Forever Changes

Un discazo absolutamente sensacional, considerado como el mejor álbum psicodélico de todos los tiempos, es sin duda, Forever Changes, tercer disco del grupo Love, una banda de rock estadounidense de finales de los 60 y principios de los 70. Estuvo encabezada por el fallecido cantante, guitarrista y compositor Arthur Lee junto con el segundo compositor del grupo, el guitarrista Brian MacLean.

Love fue una de las primeras bandas “multiétnicas” americanas, y su música reflejó un notable rango de influencias, combinando elementos rock, folk rock, showtunes y psicodelia.
Forever Changes es una de las obras precursoras y clave, que ayudó a definir a la psicodelia que recién estaba surgiendo en esos momentos. A diferencia de su anterior disco, Da Capo, que fue un tanto más improvisado, en éste se notan los brillantes arreglos de cada instrumento (y sobre todos los orquestales a cargo de David Angel).

Forever Changes
es precursor en utilizar instrumentos poco convencionales para la época como violines, violonchelo y trombón. Es un álbum con una acústica orquestal y épico que abre con la sensacional “Alone Again Or”, un himno cuya composición tiene tintes de música española, guitarras mágicas punteos, coros y espectaculares solos de trompeta.

Continúa con “A House Is Not A Motel”, un tema con las excelentes guitarras de Johnny Echols y Bryan MacLean, en lo que parece ser un duelo de guitarras sorprendente.

En “And More Again” el disco toma un clima más orquestal, en la que Lee luce su voz esplendida para dar paso a “The Daily Planet”, en la que Lee describe lo que sucede a través de una ventana. Allí afuera hay una, tal vez, ficticia mujer y sus hijos. “Old Man” es una bella canción con arreglos clásicos cantada por Bryan Mclean.


The Red Telephone” suena muy folk y psicodélico, con hermosos violines y un violoncelo de sonoridades hipnóticas muy bellas. En “Maybe The People Would Be The Times Or Between Clark and Hilldale”, en la que Lee predestinó , para ese entonces, su “supuesta” muerte; la canción es poderosa, con una guitarra y una trompeta que complementan los versos de Lee.

"Live And Let Live" está compuesta por una reminiscencia de pop excelente, con grandes coros y una atmósfera muy cálida que inmediatamente se transforma de manera dramática en un solo de guitarra de Echols, para regresar a los acordes iniciales de la misma.

The Good Humor Man He Sees Everything Like This” es una bella canción, con un estilo barroco, depresivo, nostálgico, pero muy melodioso. “Bummer In The Summer”, habla de la relación de amor fallida, es una canción donde la voz de Lee se desliza con celeridad por las notas; es una composición rápida y directa .

Con “You Set The Scene” llegamos al final, con un corte épico de casi siete minutos de matices brillantes, pero confusos, una suite que finaliza este álbum elegante, orquestal, único, de bellos pasajes y de cambios que perduraran por siempre: Forever Changes.







Alone Again Or (Maclean, 3:16)
A House Is Not a Motel (Lee, 3:31)
Andmoreagain (Lee/Maclean, 3:18)
The Daily Planet (Lee, 3:30)
Old Man (Maclean, 3:02)
The Red Telephone (Lee, 4:46)
Maybe the People Would Be the Times or Between Clark and Hilldale (Lee, 3:34)
Live and Let Live (Lee, 5:26)
The Good Humor Man He Sees Everything Like This (Lee, 3:08)
Bummer in the Summer (Lee, 2:24)
You Set the Scene (Lee, 6:56)

1 comentario:

Ariel dijo...

Así es, un discazo, totalmente de acuerdo contigo, pero "Da Capo" no se queda atrás, propongo que también hagas la crítica-reseña-análisis de este otro discazo de Love.