viernes, 20 de febrero de 2009

¿ASESINO O FAMOSO?


Uno de los acontecimientos más lamentables en el mundo del rock, es el asesinato de John Winston Lennon Staney, ocurrido la noche del 8 de diciembre de 1980. Con el paso de los años, el fatídico suceso ha sido superado por un personaje que superó su propio objetivo, ser más famoso que su ídolo John Lennon.
El Asesino

Mark David Chapman nació el 10 de mayo de 1955 en Fort Worth, Texas, Estados Unidos. Considerado como uno de los asesinos psicópatas del mundo, estudió en la Universidad de Covenant en Lookout Mountain, Georgia, y fue hospitalizado durante su juventud por enfermedad mental. Tres años antes de planear el asesinato de Lennon, intentó suicidarse de manera infructuosa.

Chapman, quien vivía en Hawai, viajó a Nueva York una semana antes de encontrarse con Lennon. Se mantuvo durante varios días cerca de la entrada del edificio de apartamentos en el edificio Dakota, hablando con otros fans y con el portero.


El Asesinato

Cerca de las cinco de la tarde, cuando Lennon y su esposa, Yoko Ono salieron del Edificio Dakota para dirigirse a los Record Plant Studios para finalizar algunos detalles de su álbum Milk and Honey. Mientras que Lennon caminaba hacia la limusina, Chapman consiguió estrechar la mano de John y que éste le firmara un ejemplar de su último disco, Double Fantasy, pese a ello, permaneció esperando en la entrada hasta que la pareja regresara.



Ya alrededor de las 10:50 P.M., la limusina de Lennon volvió al Dakota. Lennon y Yoko Ono, habían planeado ir a cenar, pero finalmente decidieron llegar a su hogar para estar con su hijo Sean, de 5 años de edad.

Mark David Chapman caminó hacia la entrada del edificio. Desde la calle, Chapman llamó a John diciendo “Mr. Lennon” y cuando John se dio vuelta Mark realizó seis disparos, cuatro de los cuales impactaron en la espalda y el hombro de Lennon. Una de las balas perforó la aorta de Lennon, causando pérdida severa de sangre por la disección aórtica.

Chapman permaneció en la escena, saco su ejemplar de “El guardián entre el centeno” e intentó leerlo hasta que llegara la policía para aprehenderlo, sin oponer resistencia.

Los oficiales del Departamento de policía de Nueva York, que fueron los primeros en responder a los disparos, reconocieron que las heridas de Lennon eran muy severas así que decidieron trasladarlo al Hospital Roosevelt.

Lennon fue declarado muerto a las 11:20 P.M.


¿Famoso?

La novela El guardián entre el centeno (The Catcher in the Rye), de J.D. Salinger, tuvo un gran significado para Mark David Chapman, hasta el punto de querer modelar su vida al estilo del protagonista del libro Holden Caulfield.

Sin proponérselo, Chapman, es uno de los asesinos más famosos, pero también uno de los más peligrosos de la Correccional de Attica, al grado de negarle la libertad condicional en cinco ocasiones, la ultima en agosto de 2008, debido a la “naturaleza inusual” de su delito. Yoko Ono, la viuda de Lennon, ha dicho en varias ocasiones que se opone a la liberación de Chapman.

En el 2008, el asesino de John Lennon, declaró que está arrepentido de haber asesinado a John.

“Siento que ahora, a los 53 años, tengo una mayor comprensión de lo que es una vida humana, he cambiado mucho. Estoy avergonzado. Ese es mi primer pensamiento. Lamento lo que hice”.

El asesino, explicó tuvo la necesidad de matar a John Lennon después de escuchar el disco Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band, comentó: “En aquel momento lo percibí, y equivocadamente lo juzgué, como un farsante”.

El Protagonista


Mark David Chapman ha sido motivo para la realización de dos películas: Chapter 27 (de Jarrett P. Schaefer), y The Killing of John Lennon (de Andrew Piddington).


Ambas abordan el plan que Chapman mantuvo para asesinar a Lennon, su llegada a Nueva York y, finalmente, concretar lo que en aquél momento denominó su “gran obra”.
Chapter 27 finaliza en el instante en que Lennon pierde la vida afuera del Dakota, mientras que la cinta El Asesino de John Lennon, continúa la aprehensión de Chapman, y su traslado a la cárcel.


2 comentarios:

Walrus dijo...

Que pena que se le dé difusión a éste personaje precisamente es lo que el quiere, triste

Ariel dijo...

No se me antojan las películas sobre este hecho, tengo el prejuicio de que por ser Lennon la figura que era, esas películas sólo explotan el morbo y se hacen de un buen billete.