miércoles, 5 de agosto de 2009

Elvis Presley, primer ídolo del rock & roll


Nacido en el seno de una familia de granjeros de Mississippi (1935), el joven Elvis Aron Presley iba a convertirse con apenas veinte años en una leyenda viva de la música de la época. Inició su carrera discográfica grabando en los estudios Sun dos baladas populares como regalo de cumpleaños para su madre.

Durante los años 1954 y 1955 realizó nuevas grabaciones, con un estilo que mezclaba la música country y del rhythm & blues de los vocalistas negros, y que habría de proporcionarle cierto renombre como cantante local.

Inicialmente representado por Scotty Mooe y después por Bob Neal, su carrera despegó con la llegada del Coronel Tom Parker.

Tras estos comienzos, firmó en 1956 con la RCA, compañía con la que alcanzaría proyección nacional. Su primer gran tema fue "Heartbreak Hotel" (1956). Ese mismo año vieron la luz canciones como "I Want You, I Need You, I Love You", "Don't Be Cruel", "Hound Dog" y "Love Me Tender", que marcaron el comienzo de una auténtica revolución.

El estilo desenfadado de Presley y sus contorsiones sobre el escenario fueron los catalizadores necesarios para que el rock & roll triunfara entre la juventud blanca y despertara el interés de las compañías discográficas. El escándalo y la provocación sirvieron también como herramienta de trabajo en su lanzamiento.


Se revelaba como un vocalista excepcional que combinaba desenfreno y ternura y había calado en la sensibilidad del blues como ningún otro blanco hasta entonces. Era, para sus fans, fundamentalmente adolescentes, el rey indiscutible de algo que se empezaba a llamar rock & roll.

Sus espléndidas cualidades vocales y sus rítmicas y provocativas contorsiones le granjearon la adoración del público. Con su cabello engominado, sus largas patillas y una peculiar vestimenta de tonos estridentes y profusión de adornos, puso de moda una nueva estética que sería imitada por multitud de seguidores. Hasta la llegada de Elvis, los fenómenos de histerismo colectivo alrededor de un ídolo habían sido meros ensayos, ahora había nacido un símbolo, y ese símbolo contaba con una importante organización comercial que permitiría su difusión por todos los rincones del planeta.

Durante 1957 y 1958 muchos de sus temas "Too Much", "Jailhouse Rock", "Treat Me Nice" alcanzaron los primeros puestos en las listas de éxito. Elvis Presley consolidaba su fama de manera imparable. Tras la interrupción impuesta por su paso por el ejército, entre 1958 y 1960, retomó las grabaciones y su carrera como actor, iniciada con anterioridad, y que habría de resultar fundamental en su lanzamiento a la fama. A finales de 1960 publicaba los temas "It's Now or Never" y "Are You Lonesome Tonight". Al año siguiente aparecía "Surrender" y en abril de 1962 obtenía un nuevo éxito con "Good Luck Charm".

Pero a mediados de la década de los sesenta, Elvis Presley exploraba ya otros caminos apartados del rock & roll original, decantándose por un nuevo estilo; una voz dulcificada y temas de carácter sentimental, que habrían de atraer la atención de un público nostálgico. Tendrían que pasar cuatro años desde la aparición de "Crying in the Chapel", en 1965, hasta que Elvis volviera a alcanzar un éxito similar.

Fue a finales de la década cuando aparecieron nuevos éxitos, como "Guitar Man", "Don't Cry Daddy" o "Suspicious Minds". No obstante, y a pesar del lanzamiento de diversos álbumes celebrados por sus. A partir de los primeros años setenta, Elvis se dejó llevar por continuos excesos. Un matrimonio fracasado y el abuso del alcohol y las drogas culminarían con su muerte, que conmocionó al mundo entero, en 1977.

1 comentario:

Maat69 dijo...

Si!! Amo a Elvis!