viernes, 5 de febrero de 2010

LINK WRAY y su "Rumble"



El guitarrista Frederick Lincoln Wray, Link Wray, nació el 2 de mayo de 1929 en Dunn (EEUU), descargó con su guitarra los ruidos más sucios y febriles de la música de la época en sencillas, casi cavernícolas, acordes gigantes, riffs minimalistas y distorsión de azufre fueron características de sus composiciones para el baile del eco distorsionado de su Gibson Les Paul de 1953.

Apenas cumplidos los 20 años, fue mandado a la Guerra de Corea a hacer el servicio militar. No fue herido, pero una tuberculosis le afectó un pulmón que hubo de ser extirpado. Un hecho que hizo que el muchacho no pudiera cantar como Elvis.

Link Wray se nutrió de innumerables instrumentistas, de Ray Davies (The Kinks) a Ira Kaplan (Yo La Tengo), de Eric Clapton a PJ Harvey, de Jimmy Page a Neil Young, de Poison Ivy a, desde luego, Pete Townshend (The Who), que llegó a afirmar: “Link Wray es el rey. Si no llega a ser por 'Rumble', nunca hubiese cogido una guitarra”.

“Rumble” fue el gran éxito de Wray, una turbulenta pieza de 1958 que incluso llegó a ser censurada por algunas emisoras de radio no sólo por el sonido, sino por incitar a las peleas de bandas... ¡y eso que no tenía letra! Aquel poderoso zumbido, como si en vez de cuerdas su guitarra tuviera cables de alta tensión, era producto de una hábil manipulación del amplificador, agujereado con un lapicero.

Pionero en esas innovaciones, así como inventor del llamado ‘power chord’ ( juego de acordes de referencia durante la década de los 70 en el punk y el heavy metal) Wray no recibiría nunca el reconocimiento popular que los especialistas de cada generación le tributaban. Así, su carrera se mantuvo activa por medio de decenas de sobrenombres y grabando para sellos de todo pelaje, pero nunca salió de ese submundo del estrellato de culto.

Entre 1955 y 1965, durante el boom del rock instrumental, Wray grabó con sus hermanos Vernon y Doug y con su primo Shorty Horton bajo sugestivos alias como The Ray-Men, Link Wray & His Wraymen o Lucky Wray & The Lazy Pine Wranglers.

Aunque lo de ‘lucky’ le venía por su afición al juego, no gozó de fortuna en las listas de ventas. Sólo tuvieron cierto impacto sus singles ‘Rawhide’ (1959) y ‘Jack The Ripper’ (1963), en los que se percibía la influencia del rockabilly y de las raíces americanas que corrían por su sangre: su madre era india shawnee.

En 1965 se mudó a la granja de pollos familiar, donde construyó un primitivo estudio de grabación de tres pistas, desde el que siguió lanzando subterráneos latigazos publicados por diferentes sellos, incluido el suyo propio, “Rumble”.

Tras un notable álbum homónimo cantado, en 1971, y de un par de años a finales de los 70 secundando al revivalista Robert Gordon, con el que actuaba de espaldas para no restarle protagonismo, se mudó a Dinamarca, de donde era natural su mujer.

Sólo salió de allí, en los últimos años, para hacer largas giras al calor de su enésimo redescubrimiento, esta vez propiciado por la inclusión de algunos de sus temas en las bandas sonoras de Pulp Fiction, Desperado e Independence Day.

Falleció el 5 de noviembre de 2005 en Copenhague (Dinamarca) de una dolencia cardiaca a la edad de 76 años.

3 comentarios:

Ariel dijo...

Todos los días se aprende algo nuevo, gracias a los cuates generosos que comparten la belleza que van encontrando y la parte del documental con Page dando clases a White y "Edge" es genial, estaría de poca estar en casa de Jimmy disfrutando de su enorme colección de discos y escuchando sus sabias lecciones.

The retro girl dijo...

Muchas gracias por este artículo tan interesante cremita!!!!

Y el video... qué puedo decir.... priceless

Román dijo...

definitivamente me estoy cultivando en este blog.