martes, 27 de enero de 2009

El Legado o las Historias de Aquello que Todos Llaman “ROLLING STONE “


A los rockeros nos es sumamente familiar el oír las palabras “Rolling Stone”. A algunos nos remite al grupo integrado por Jagger y Richards, a otros nos lleva a la mente la frase: “How does it feel” del buen maese Bob Dylan, de su canción “Like a Rolling Stone”. Posteriormente, surge en 1969 la revista norteamericana titulada Rolling Stone, RS.

El legado de aquellas dos palabras “Rolling” y “Stone” tiene sus raíces en el mismísimo Muddy Waters, quien grabó su canción “Rolling Stone”, uno de los grandes temas de los inicios del denominado rock and roll (rhythm and blues). He aquí la historia:

El Delta es un bajo mundo acuático de pantanos, riachuelos, diques y canales que impiden al río inundar algunas de las mejores tierras del mundo para el cultivo de algodón y arroz. El blues surgió de un paisaje de campos de algodón, carreteras de grava, arboledas de pacanas, emparrados de kudzu, cercados de caña, cabañas de los aparceros, granjas de los terratenientes, campos de arroz y un inmenso cielo blanco lleno de agua y polvo.

Un día caluroso de 1941, un viejo Ford levantó una nube amarilla de polvo en la carretera de grava con dirección a la plantación de Sherrod, cerca de Clarksdale (Mississippi).Un alto granjero negro, de veintiséis años, llamado McKinley Morganfield se asusto cuando el coche dio la vuelta en la carretera y se dirigió hacia su cabaña situada detrás de una hilera de árboles.

Se preocupó por si en el interior del coche viajaban inspectores de Hacienda del estado de Mississippi en busca del alambique de licor de maíz, oculto en un matorral cercano, que suministraba a un garito ubicado justo al lado, y que el mismo llevaba….

“El Aguas Lodosas”

Pero en el coche viajaban Alan Lomax, un joven folclorista que recogía grabaciones de campo de las plantaciones sureñas y de las granjas-prisión para la Biblioteca del Congreso. Lomas había oído hablar de la fama de cantante de Morganfield en las calles de Clarksdale, donde se le conocía como Muddy Waters, alias “Aguas Lodosas”.



Esa tarde, después de horas tratando de convencerlo, Lomas grabó a Muddy Waters por primera vez interpretando “Walkin Blues, del extraordinario Robert Johnson, que Lomas retitulo “Country Blues No. 1”. Lomas interrogo especialmente a Muddy sobre Robert Johnson, pionero que erigió la plantilla estructural.

Muddy hizo hincapié en que de hecho nunca había visto a Robert en persona, y que había aprendido sus canciones gracias al viejo bluesman Son House. Después recordó haberlo visto tocando en una esquina de Friar’s Pint (Mississippi).

Antes de que Lomas se fuera, tambien grabo a Muddy cantanto “I Be’s Troubled”, el ancestro emocional de “(I Can’t Get No) Satistaction”. Más tarde, en 1942, Muddy se fue del Delta y llevó el blues campestre al Chicago .

Pero el blues necesitaba una bateria y amplificadores para hacerse oír en el estrépito de las grandes ciudades. Muddy monto su primer grupo de Chicago alrededor de Little Walter Jacobs y su brillante armónica amplificada. Obtuvieron una gran popularidad en el South Side, grabaron en 1964 y pronto empezaron a trabajar para dos inmigrantes polacos blancos, Leonard y Phil Chess, quienes montaron un estudio de grabación en 1947, cuando se percataron de que los extravagantes músicos populares negros que contrataban para actuar carecían de contrato discográfico.

El primer disco de Muddy, que incluía la renovada canción de “I Be’s Troubled”, pero ahora con el tituló de “I Can’t Be Satisfied” se grabó en el verano de 1948. Para 1950, Muddy era el rey indiscutible del blues en Chicago.

En 1950, Muddy volvió al Delta con una canción titulada “CATFISH BLUES”. Tocando lento y en sólo en las cuerdas inferiores de su guitarra, y con el nuevo titulóde “ROLLIN’ STONE”, el disco profetizaba, de manera sorprendente, el futuro y una nueva generación del blues, hablando con un misterioso y poseído cántico de “un chico que viene, que será un canto rodado, que será un canto rodado”

El resto es leyenda………….

Y con ustedes…Las Piedras Rodantes!



Cuando los llamados Blue Boys actuaron en el Marquee de Oxford Street en Londres, pero el productor le dijo a Brian Jones que su conjunto necesitaba un nombre nuevo para los anuncios, Brian dijo: “The Rollin’ Stones”, del clásico de Muddy Waters “Rollin’ Stone”. Stu (Ian Stuart) odiaba el nombre (“Suena como una compañía de jodidos acróbatas irlandeses”), pero se quedó. Para consternación de Brian, el anuncio para la actuación de ese jueves 12 de julio de 1962 decía: “MICK JAGGER AND THE ROLLIN’ STONES”.

“Como una Piedra que Rueda”

El 17 de junio de 1965, en un estudio de la disquera Columbia, en pleno Manhattan, Dylan junto al guitarrista Mike Bloomfield, Al Kooper (al órgano Hammond), Paul Griffin (en el piano), el bajista Joe Macho, el baterista Bobby Gregg y Bruce Langhorne (en la pandereta), se dispusieron ha hacer historia: grabar “LIKE A ROLLING STONE”.


El 30 de agosto de 1965, apareció el álbum “Highway 61 Revisited”, de Robert Allan Zimmerman, que abre con la épica y genial canción “Like a Rolling Stone”.

La Revista

Jann Wenner y Ralph Leason se conocieron en 1965, en el tributo al Dr. Strange, donde Jefferson Airplane tocó en el Longshoreman Hall de San Francisco. Gleason, columnista de jazz de The San Francisco Chronicle, y Wenner, un estudiante universitario de Berkeley, fundaron una revista en 1967 que documentaba el nuevo mundo del rock & roll. En una planta donada por su impresor, armaron un equipo de inteligentes inadaptados que sacaron para la portada una still de la cinta en la que participaba John Lennon con un vestuario de militar y bautizaron la publicación con el nombre de ROLLING STONE.

En el primer año, la revista hizo reportajes del Monterrey Pop Festival, cubrió el arresto de Grateful Dead por uso de drogas y dio a los músicos un nuevo canal de comunicación directa con su audiencia. Pete Townshend, Jagger, Clapton y Lennon les hablaron a sus fans como nunca antes lo habían hecho.



Bajo la dirección de arte de John Williams, en un formato de 27 x 43 centímetros en papel periódico, y con un precio de veinticinco centavos, apareció el 9 de Noviembre de 1967 el primer numero de la ROLLING STONE, en cuya portada aparece una foto publicitaria de John Lennon en la cinta “How I Won the War”.


Muddy Waters-Rollin' Stone

2 comentarios:

Ariel dijo...

Que buen artículo, me gusta este tipo de escritos que proveen de información, la entrelazan y hasta sacan conclusiones.

LA CREMA dijo...

Esta bueno, no?. Por eso me tardé, en postear algo nuevo. ya que me tuve que chutar el documental en dvd llamado ROLLING STONES Only For The record, leer un artículo del libro sobre la historia de la RS, y dos tres ondas bluseras.

Saludos Ariel, y espero esa reseña del discacho del Incredible.